Los productos de girasol son el principal concentrado de proteína vegetal de origen nacional, con un consumo en el entorno de medio millón de Tm por año. En la mayoría de los casos la semilla se somete a un descascarillado previo y a una extracción con disolventes. Algunas extractoras no separan la cascarilla de la semilla obteniendo harina integral de girasol. En algunos años, debido al bajo precio del aceite, ha cobrado interés la utilización de la semilla entera (sin desengrasar).

Los productos de girasol son altamente palatables. Su contenido en factores anti-nutritivos es muy bajo. Sólo se ha detectado como tal el ácido clorogénico, un compuesto polifenólico presente en concentraciones de un 1-3%, que parece reducir la actividad de algunas enzimas digestivas. Su importancia en la práctica es escasa. La principal limitación para el uso de girasol corresponde a su alto contenido en fibra y en lignina. Por ello, su mejor oportunidad se encuentra en piensos de rumiantes, conejos, aves y cerdas reproductoras, donde compite bien en precio. En el caso de gallinas ponedoras su uso debe restringirse por su efecto negativo sobre la calidad del huevo: mayor porcentaje de huevos sucios y presencia de manchas grisáceas en cáscara. Algunos autores han observado también una menor densidad del albumen, pero este efecto no está claramente confirmado. Cuando se utilice la semilla entera debe tenerse en cuenta su elevada proporción (40%) de aceite altamente insaturado (65% de linoleico). Recientemente se han obtenido variedades con un menor grado de insaturación (ricas en ácido oleico).

harina de girasol

Harina de extracción de girasol
Viernes 4 de Diciembre de 2020
  • UF: $29.057,18
  • Dólar: $752,03
  • Euro: $913,43
  • IPC: 0,70%
  • UTM: $51.029,00
  • IVP: $30.168,79
  • TPM: 0,50%
  • Libra de Cobre: 3,48